martes, 30 de abril de 2013






Pablo García Baena en Montilla. Casa de las Aguas. 25/04/2013

(la grabación es un poco deficiente pero merece la pena concentrarse en la voz del poeta cordobés)

video

lunes, 29 de abril de 2013

Interludio sobre la paciencia y el desengaño.


Aquel día,
cuando me quedé solo,
ni mi hermana la libertadora
acertó a quererme.
El humo salía de mis orejas,
la soberbia anegó mi corazón,
el lodazal se endureció conmigo en medio.
Solo una diminuta voz apagada
me dijo que nadara,
y nadé hacia dentro
En los infiernos más confusos ardí
como un madero húmedo.
No sirvieron para nada los ocho minutos
de invocación macabra y sedienta
                                 
                                -  tiempo de nervios -

a los que me así danzando.
Pensé entonces que tu me llamabas y me requerías
y yo hablaba tan alto como un álamo
deshojado a propósito. Y la discusión
tornóse sol fulminante.

El ritmo calmado de las hojas muertas,
el maravilloso piano de Tiersen y la nada,
sosegaron mi espíritu,
y comprendí al fin la infinita paciencia
del saber estar.
Las olas pasan,
los mares crecen;
pero en ese momento quedo
en que el sol calienta el silencio,
esa tranquilidad ante la nada
que se convierte en rezo,
pacifica,
ordena,
esculpe.

Las olas pasan, 
y el mar es horizonte.

jueves, 25 de abril de 2013


MAÑANA

El original arrullo de los claxons me desconcierta.

Hay veces que salen del alma del conductor diciendo:

quiero vivir mucho más deprisa, quiero sentir el relente
de todas las mañanas corriendo, buceando en el humo
de mi propia muerte.

Pero la mayoría son despistados, torpes y zafios,
como un anciano criado por la santa madre iglesia
en el desencanto del espíritu terrenal,
ora, pro nihil.

Mutilan poco a poco el silencio matutino
de los pájaros olvidados que viven en los canalones. 

miércoles, 24 de abril de 2013

NICE GIRL /// INTERESTING WRITTER

Noto aquí en la sombra el olor seboso,
descomponiéndose las migajas de mi cuerpo.

Aquí aleteo, vivaracho,
podrido de vicio.
Aquí el sudor es frío.

Pienso en tu cara,
pienso fuego y retorno,
pienso en el olor del cuerpo aquel.

Se me ha olvidado.

lunes, 22 de abril de 2013

Despertar, nuevo,
un lunes de camisa planchada y ojeras brillantes.
Obviando las arrugas del fin de semana,
la rutina acuciante del tiempo libre.

jueves, 18 de abril de 2013



PEREZA

La verdad es que no me

provoca ninguna sensación

nueva el hecho de que

Marcelino Camacho esté

ahí, perenne, con el puño

en alto, clavado a la

pared.

No me sorprende la

 dejadez de los rayos de

luz al entrar a esta

estancia.

No lo consigue la ventana,

con su monotonía,

ni el polvo de la estantería,

tampoco lo demás.

Un ventilador de sucias aspas

remueve pereza acumulada.


los años pasan como cuchillos sobre tu garganta, primavera-verano 2012

lunes, 15 de abril de 2013

martes, 9 de abril de 2013

Los siguientes poemas son fragmentos de una pequeña obra sin título incluida en el "Cuaderno Negro"
(cuaderno que algún día verá la luz editorial).


3
Cuando llueve, en invierno, en un día de blanco nublado,
el humo de los coches,
el aliento congelado de los pobres
que mendigan en el boulevard,
se vuelven más claros.
Un café en Gaudí,
me calienta.

11
Desde que han arreglado la calle de la iglesia,
los pasos son menos hacia el mismo lugar,
o la distancia más corta.
Desde el casual encuentro
de la tarde con el deseo,
las luces brillan como nunca,
tus ojos, también.

23
Te conocí, en inglés, en Montparnasse.
El más español de los cosmopolitas.
El moderno lenguaje del mundo libre.
En una esquina del Louvre. Sin dinero.
Repleto de hojas en todas las ramas,
abierto de piernas a la mejor juventud.
Solo había que mirarte.

lunes, 8 de abril de 2013

video

en la peña flamenca de la Tercia

Durante tres años Dekadenciasonora fue un fanzine que intentó conjugar la música, la literatura, el arte, la política,... 
Los responsables hoy duermen en un calabozo.

Yo, juvenilmente, me declaro culpable de algún que otro poema como este que hoy recupero.





en la pared me quedé leyendo
es tan cotidiano el hambre y su sufrimiento
es tan corriente que rompe al aire desde dentro
es tan normal darle vueltas al que no ve
es vanal. es verdad soltar palabras que aprietan

es o debería ser más fácil doblegar la teoría
para no navegar sin un rumbo fijo,
sin una palabra constante de aliento que queme
las intenciones del mal que está creciendo.

es un camino solitario.

es lo que algunos llaman ser presidiario.



Juan escribía en la pared su diario,
quiso morir de pena una noche
en que las grietas de la pared
fueron estrellas tan brillantes
como la luz de sus ojos.

Con la ceniza de su vientre pintaba, mercenario,
un alud de sensaciones, el ruido de un coche,
la mentira de ser peligroso tintineo
el de un dios que obligó a no ser
a muchos que corrían por la calle.

Y fue en esa única ocasión cuando quiso comprender.
Fue peor que todo
el no saber, si concernía el convencer
a la victoria o al derroche.
                                                   
                                                            Lunes, 12 de abril de 2010  


www.dekadenciasonora.blogspot.com


jueves, 4 de abril de 2013



REY de sí mismo.


examinaré mis normas, no más.
describiré el curso de los pájaros
y la solvencia del huracán sobre los tejados.

Abdicaré cuando nazcan en mis pies dos lirios.

He renunciado verbalmente al gozo,
humana sabiduría
fue el colmo
de mi estoica fe de libro muerto,
a veces vivo.

En las patas de un fecundo amanecer
he encontrado amarre
para cuando este reino
salga volando.
examinaré mis normas sin más.

Abdicaré, cuando me cuelguen.

martes, 2 de abril de 2013


Publicado en la revista El Ladrío, de la Asociación el Coloquio de los Perros,
Montilla, otoño 2012

lunes, 1 de abril de 2013

¿Habrá quién sea capaz de cerner todas y cada una de sus ideas?


Lenguaje superficial
Abanico de plumas de pavo,
pesada brafonera,
brazal de revista.
Me cuesta
admitir las dudas.
Me cuesta salir del alvéolo
Y disponer las letras
En el sentido de la Nouvelle Cousine,
de la ortogramática vanguardia,
de la clásica precisión de la crítica afilada
- sobre otra letra más, otra falacia. –
Y acaso no estoy seguro
de si hacerlo,
enerva.